Inicio

Martes 23 Enero 2018

Formulario de búsqueda

Centro que comparte: 
CEIP José de Echegaray
Información: 

Érase que se era, un equipo de profesores que trabajaban en un colegio con nombre de hombre ilustre. Estaban muy contentos porque estrenaban edificio pero, debido a que no había elementos de juego suficiente surgían conflictos en el patio. Como querían lo mejor para sus niños, se montaron en la alfombra mágica para viajar al planeta de los cuentos a pedir ayuda para tratar de mejorarlo:

Primero, aterrizaron en el país de las hadas para hablar con el hada de los bosques ya que imaginaban un patio espacioso, con árboles que den sombra cuando el sol aprieta, plantas, fuentes, huerto y materiales naturales con los que jugar y explorar, acercando la naturaleza a la gran urbe madrileña.

Luego, llegaron al país de los duendes que son los más juguetones y sabían que les ayudarían a crear un lugar en el que moverse y expresarse libremente, ampliando el patio utilizando una zona del aparcamiento o techando algunos de los espacios al aire libre, acondicionándolos con estructuras de motricidad: camino de ruedas ancladas al suelo, pelotas, cuerdas...y materiales de juego variados: grandes piezas para construir, mesas sensoriales, pizarras... creando diferentes espacios que se integren en la programación del centro.

Además, mientras volaban por el cielo, pidieron ayuda al arcoíris para llenar de color los grises muros que rodean el edificio.

Aunque la felicidad de los niños era lo primero para ellos, también pidieron al mago albañil algunas mejoras para facilitar su día a día como: un baño más cerca de la zona de desayuno o asfaltar el parking con un vado para poder aparcar en él.

Gracias a esta mágica ayuda, el patio se convirtió en un lugar en el que jugar, reír, expresar y soñar.

Colorín, colorar, este cuento no ha hecho más que empezar.