Inicio

Sábado 20 Enero 2018

Formulario de búsqueda

III CONFINT Estatal "Cuidemos el Planeta"

Ser Eco-responsable es una forma de vida. Una forma de vida que se siente, que se valora, se practica y se difunde. Una forma de vida que cree que, en el camino hacia sostenibilidad, nos nutrimos de las más variadas experiencias, que nos brindan profundos aprendizajes y grandes amigos.  Tres de los centros educativos que forman parte de la Red de Educar Hoy por un Madrid más Sostenible  han participado en la III CONFINT Estatal "Cuidemos el Planeta". Las jóvenes de los centros Ciudad Escolar, José Ramón Otero y Ghandi fueron las embajadoras de nuestra Red en un encuentro que busca, a través de la convivencia y el trabajo cooperativo, manifestar el compromiso de los jóvenes en el trabajo por la sostenibilidad y sus reivindicaciones al respecto.

Los cuatro días de frenética actividad comenzaron con el acto de presentación de las distintas redes participantes y un selecto intercambio de algunos productos que caracterizan a cada región para demostrar que "la sostenibilidad también tiene sabor". La inauguración oficial por parte de la Red de Centros Educativos hacia la Sostenibilidad de La Rioja (CEHS) tuvo lugar al día siguiente dando la bienvenida a las más de 200 personas (entre alumnado, profesorado, equipos técnicos y facilitadores) que se dieron cita en Logroño para el evento. La motivación perfecta para entrar en materia corrió a cargo de Eduardo Sáenz. Matemático de profesión,  puso el humor al servicio de la ciencia y el poso de la perseverancia y la ilusión como motor que ha de guiar cualquier proyecto que se emprende.

Es este espíritu sin duda el que compartieron todos y cada uno de los centros participantes en el momento del intercambio a través de la Feria de Experiencias donde, utilizando los dazibaos que elaboraron sintetizando lo más relevante de sus proyectos, pudieron hacer partícipes a los otros de todo lo aprendido y lo vivido en su camino a la sostenibilidad de las escuelas. Comprobaron que, si bien viven alejados y con entornos en ocasiones muy distintos, se enfrentan a los mismos retos y trabajan en la misma dirección. Este trabajo se complementó con la elaboración de dos decálogos distintos por la sostenibilidad, uno elaborado por alumnado y otro por profesorado, recogiendo las claves ya redactadas por las distintas redes.

Una de estas claves, de la que somos muy conscientes, es la necesidad de impulsar una metodología que incluya el aprendizaje con la emoción y  lo creativo y que ponga al alumnado en el centro del proceso educativo haciéndole protagonista del mismo. Ocho talleres distintos se encargaron de hacer realidad esta clave durante la CONFINT. Así, Katerine aprendió los trucos para el diseño de un cómic, Tamara participó en la elaboración de ese cartel que dejaba claras intenciones, Candela vivió la experiencia del taller de teatro que ideó la performance colectiva el El Espolón de Logroño, Lola fue nuestra reportera dicharachera del equipo de comunicación que ha hecho una labor encomiable recopilando todo el contenido en un blog propio, Nuria puso el ritmo y la rima a través del taller de hip-hop, María se encargó de sumergirse en el mundo audiovisual en el taller de vídeo mientras que Almudena se transportó a otras realidades gracias al croma, y finalmente fue Nina la encargada de poner voz a nuestros deseos y peticiones gracias al manifiesto elaborado en su equipo.

También el profesorado tuvo un espacio para trabajar en este intercambio y un taller pensado para hacer emerger los puntos débiles y las fortalezas con los que contamos para nuestros proyectos ambientales. El Comité Ambiental y su dinamización, los "amigos" del proyecto, los "nunca volveré a decir...", los sueños y metas que guían el empuje de nuestras iniciativas. Una dinámica atractiva que puso de manifiesto la importancia de dedicar espacios y tiempos para crecer y profundizar en el día a día nuestros programas.

Toda esta energía acumulada tuvo su explosión big-bang con la acción educomunicativa celebrada en el centro de la ciudad. Durante una hora la CONFINT tomó la plaza del Espolón e hizo partícipe a la ciudadanía logroñesa de sus sueños, sus intenciones y sus reclamos para hacer de este planeta un mundo vivible y sostenible. Creemos que  "los pelos de punta" es la frase que mejor resume el efecto de la performance llevada a cabo por todos los participantes y para que podáis sentir algo de esa emoción os dejamos también el vídeo de este momento.

El cierre de estas jornadas, siguiendo la metodología del proceso, consistió en que el alumnado eligiera  a los delegados de cada Red que creen mejor pueden representarles para poner voz al mensaje que han elaborado juntos estos cuatro días en sus redes de referencia. Todos los productos elaborados por alumnado y profesorado se pusieron en común en la ceremonia de clausura dejando muchas propuestas en marcha y la ilusión necesaria para mantener viva la llama CONFINT.

No podemos terminar esta crónica sin agradecer explícitamente a la Red CEHS de La Rioja por haber liderado la organización de esta III CONFINT y al equipo de facilitadores que ha sido un grupo inmejorable para dinamizar todo el proceso.

Para que podáis ver parte de todo lo que se ha ido registrando os dejamos aquí:

 

 

 

 

Red de Centros Ambientalmente Sostenibles