Inicio

Viernes 23 Agosto 2019

Formulario de búsqueda

14 de Febrero: Día Mundial de la Energía.

Desde 1949, el 14 de febrero, se celebra el Día Mundial de la Energía, una fecha para reflexionar sobre la importancia que tiene la energía en nuestra vida diaria, incentivar la reducción de su consumo y potenciar el uso de fuentes renovables (eólica, solar, biomasa, mini-hidroeléctricas, etc.)

La energía es fundamental en nuestra sociedad. De ella depende la luz que ilumina nuestros hogares y exteriores, el calentamiento y refrigeración de nuestras casas, el transporte de personas y mercancías, la obtención de alimento y su preparación, nuestros empleos... De hecho, el consumo de energía se utiliza como medidor del progreso y bienestar de una sociedad. Un modelo económico como el actual, cuyo funcionamiento depende de un continuo crecimiento, exige también una demanda igualmente creciente de energía. Puesto que las fuentes de energía a partir de combustibles fósiles son finitas, es inevitable que en un determinado momento la demanda no pueda ser abastecida y todo el sistema colapse, a no ser que se generen nuevos procesos, metodologías y técnicas a la hora de utilizar y producir la energía. Además, la producción de energía de fuentes no renovables (petróleo, carbón y gas) genera grandes impactos sobre el medio ambiente y está directamente relacionada con la emisión de gases de efecto invernadero que provocan el Cambio Climático.

Nuestra propuesta es:

EL APAGÓN: ACerodePower.

- ¡Se ha ido la luz, profe! ¡Uy, el ordenador y el proyector no se encienden! ¡La pizarra digital tampoco! ¡Qué raro, la calefacción también ha dejado de funcionar! ¡¡¡Se nos acaba la batería del móvil!!!

- ¿Un corte de energía y eso qué es? ¿Cuánto tiempo va a durar? ¿Y ahora qué hacemos? De repente, TODO ha dejado de funcionar… 

Esta píldora busca reflexionar sobre nuestra dependencia de la energía para desarrollar prácticamente todas las actividades de nuestra vida diaria. Una dependencia, de la que muchas veces no somos conscientes, y que nos cuesta, también, relacionar con los impactos ambientales que producimos para satisfacerla. La acción que propone esta Píldora Ambiental pretende sensibilizar sobre el Objetivo de Desarrollo Sostenible 7: Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.

Si como claustro queréis explotar vuestras dotes interpretativas y añadir un poco más de “Drama y Misterio” a la actividad aquí os dejamos una idea para iniciarla.

Os proponemos que en el lugar que os pille “El apagón” marquéis junto al alumnado (con gomets/pegatinas/tarjetas) todo lo que funciona con energía e intentéis averiguar su procedencia: central nuclear, hidroeléctrica, central térmica, solar, cogeneración… ¿Cómo es el sistema de producción de energía eléctrica en España?, ¿Sabemos de dónde viene el gas?

¿Qué consecuencias tiene para el planeta cada una de estas formas de generar energía?

Una vez evaluada la situación, entre todas y todos nos toca decidir cómo vamos a continuar el día lo más normalmente posible: ¿qué lugar del centro nos parece más apropiado para seguir con la clase?, ¿está protegido?, ¿tiene luz natural?, ¿cómo vamos a abrigarnos?, ¿podemos seguir con lo que estábamos haciendo o hay que cambiar de actividad?, ¿qué materiales podemos utilizar?, ¿tendremos un lugar para nosotros solos o habrá que compartirlo con otras clases?

Proponemos, también, que ese día en el comedor se sirva comida cruda y fría (una ensalada, patés, quesos, latas de sardinas, fruta…) y sean las personas encargadas del comedor las que expliquen las razones para optar por este menú, ante la imposibilidad de cocinar o calentar la comida.

Se puede implicar a las familias (con unos días de antelación) pidiéndoles que no utilicen ni el coche ni el transporte público, y que hagan el desplazamiento habitual caminando, en bicicleta, patines…

Al final del día (o del periodo de tiempo que cada centro acuerde) “volverá” la luz y la calefacción (en el caso de qué os hayáis animado a prescindir de ella en pleno febrero madrileño, si no, también se puede hacer la actividad centrándonos únicamente en el corte de luz). Es el momento para establecer un debate sobre cómo hemos pasado el día y cómo nos hemos visto afectados por la falta de energía. Reflexionar sobre el agotamiento de las fuentes de energía no renovables y la necesidad de hacer un uso más racional y consciente.

Si como centro os sentís motivados por este tema podéis proponer que cada grupo elija una medida de ahorro energético para llevar a cabo todos los días durante un mes. Al final de dicho mes y comparando las facturas del centro con las del año anterior en el mismo periodo, se podrá comprobar si se habéis logrado reducir vuestro consumo energético.

Para profundizar en el tema...

En la web de Educar hoy por un Madrid más sostenible podéis encontrar 3 actividades que os ayudarán a trabajar en el tema: Empresario de la Energía (ESO);  ¿Qué sabemos de la energía? (Primaria) y Detrás del enchufe (ESO y bachillerato).

Además hay mucha información interesante y ejemplos de buenas prácticas en los siguientes enlaces:

Energía y Cambio Climático
Red de Centros Ambientalmente Sostenibles
Acciones enRED: celebración de campañas, eventos y días especiales
Ahorro y eficiencia energética
Energía y cambio climático
Energías renovables